Proyecto de Campo

Conservación y restauración de suelo para recarga de acuífero en Hidalgo

Recargar un manto acuífero mediante acciones de reforestación, obras de conservación de suelo y agua y rehabilitación de cuerpos de agua no es una tarea sencilla; involucra miles de horas de trabajo en extensiones gigantes de tierra. Junto con Grupo Modelo, estamos operando un proyecto que busca recargar 1.3 millones de metros cúbicos de agua al año a uno de los mantos acuíferos más importantes de México.

Información Básica

  • Proyecto ubicado en la altiplanicie pulquera en Apan, Hidalgo
  • 90% de los empleos son para gente de la zona
  • Hasta 70 personas trabajando en campo
  • Construcción de obras de retención de suelos
  • 235 hectáreas de reforestación con especies nativas

Descripción del proyecto

El ingrediente principal de esta solución basada en la naturaleza es la lluvia. El agua de lluvia que cae en una ladera puede evaporarse, escurrirse o infiltrarse al subsuelo. Cuando se infiltra en el subsuelo puede recargar un manto acuífero y mantener las necesidades hídricas de poblaciones enormes. El objetivo del programa es aumentar la infiltración y reducir el escurrimiento del agua de lluvia que cae en el Valle de Apan, parte de la Altiplanicie Pulquera. Lo que hacemos es reforestar y mejorar la salud del ecosistema en la zona del acuífero. El programa contempla la siembra de más de 250,000 ejemplares de maguey, nopal, sabino, encino y pino. Además, se colocarán 12 presas de gaviones para evitar la erosión y más de 9 kilómetros de barreras de piedra acomodada en curvas de nivel para evitar escurrimiento de suelo.

Detalles

¿Qué es un proyecto de compensación hídrica?

Los proyectos de compensación hídrica consisten en regresar a los mantos acuíferos una parte o la totalidad del agua que se usa en operaciones municipales, civiles o industriales. Normalmente suceden en superficies de algunas miles de hectáreas y contemplan reforestaciones y otras obras de conservación de suelos.

Reforestaciones

El programa contempla 235 hectáreas de reforestación y sólo se usarán especies locales como el sabino, ocote y, por supuesto, nopal y maguey. En total se sembrarán más de 250,000 plantas. La reforestación es importante para luchar contra la crisis climática y una de las razones es que los árboles son grandes captadores de agua. Cuando llueve sobre el suelo desnudo el agua puede evaporarse o escurrirse pero, cuando llueve sobre un árbol, el agua se infiltra hacia la tierra y puede llegar hasta los mantos acuíferos. Además, las reforestaciones funcionan muy bien para evitar la erosión del suelo y generar ecosistemas llenos de flora y fauna. Las especies utilizadas para la restauración de este programa son maderables y no maderables. Por ejemplo, algunas especies maderables son Pinus Greggii y Juniperus deppeana Steud. Algunos de los productos no maderables son Agave salmeana, Otto ex Salm, Agave lechuguilla Torr., Opuntia streptacantha Lem., entre otras.

Presas de gaviones y barreras de piedra acomodada

Cuando el agua de lluvia golpea la superficie de un suelo degradado, se desprende una pequeña porción de tierra que luego es susceptible a irse con una ráfaga de viento o con el escurrimiento de un cauce. Esto, a gran escala, provoca la erosión de miles de hectáreas cada año. Las obras de conservación de suelo consisten en mitigar las condiciones que provocan erosión a través de la colocación de barreras de piedra u otros materiales en puntos estratégicos del terreno. La idea es reducir la velocidad de arrastre del agua para que lleve consigo la menor cantidad de suelo, así como retener el suelo que sí ha sido arrastrado. Estas obras son esenciales para evitar la erosión en suelos degradados que se encuentran en restauración. Rehabilitar estas hectáreas aumentará la captación de agua para el subsuelo y enriquecerá el ecosistema de la zona en general.

Talleres y cursos

Como parte del programa de recarga del acuífero, es importante generar alianzas sociales que impulsen el intercambio de conocimiento. Estamos impartiendo talleres y cursos sobre sistemas silvopastoriles, agroforestería, herbolaria tradicional y construcción de viveros. Esto permite a la población local ganar el conocimiento necesario para aumentar el valor de la producción de sus parcelas. Tan sólo en 2020 se impartieron 42 sesiones de capacitación.

Problemática de la zona

La deforestación dentro del área del proyecto ha provocado un mayor y constante arrastre de materiales sólidos, obstaculizando la circulación de las corrientes de agua. Por consiguiente, las ha disminuido, además de que ha contribuido a un evidente aumento de la erosión hídrica, eólica y a una pérdida en fertilidad de los suelos.

Condiciones naturales

Debido a las condiciones topográficas, geomorfológicas, climáticas y antropogénicas, esta región presenta los siguientes tipos de vegetación (expuestos de mayor a menor superficie): Agrícola-pecuario y forestal, matorral xerófilo, pastizal, bosque de pino, bosque de táscate, bosque de encino, bosque de oyamel y bosque de pino-encino. Ahora bien, la agricultura se caracteriza por ser de temporal, con superficies sembradas de manera homogénea por un cultivo cuyo crecimiento depende del agua de lluvia. El área agropecuaria se distribuye en toda la región. La ganadería, con ganado bovino y caprino principalmente, es de tipo itinerante y, en el menor de los casos, semiestabulada.

Logros

Algunos de los logros que hemos conseguido son infiltrar agua al acuífero APAN 1320, reducir la susceptibilidad a disturbios naturales, facilitar el desplazamiento de especies de flora y fauna (evitando su aislamiento), prevenir la desaparición de sitios para la reproducción y alimentación de especies, favorecer la permanencia de especies de interés, mantener la variabilidad genética poblacional y mantener la funcionalidad del hábitat. Como dato relevante para el conocimiento, hemos obtenido tres nuevos registros de serpientes en la región. Finalmente, de los 53 sitios de muestreo para evaluar la sobrevivencia de planta de las reforestaciones del 2020, obtuvimos un 98% de tasa de sobrevivencia.

Beneficios

Con las acciones llevadas a cabo se infiltrará nuevamente el recurso hídrico al subsuelo y a los mantos freáticos, para así lograr generar mejores condiciones de suelo y vegetación. Es importante recalcar que toda la derrama económica por las contrataciones del personal para la realización de estas actividades se quedan dentro de los ejidos involucrados, debido a que el personal contratado debe ser habitante del ejido en donde se realicen los trabajos. Además, el programa está diseñado en beneficio de las comunidades que integran la microcuenca, desde el punto de vista económico, ambiental y de justicia social, para asegurar el suministro de agua de la región.

Geographical location