Combatiendo la Crisis Climática con Ayuda de Tecnologías Emergentes

En el presente artículo se plantean 3 pilares tecnológicos que nos ayudarán a combatir la crisis climática mejorando el mercado de carbono.

Vivimos en una era de restauración, una etapa en la que hay que corregir los errores que como humanidad hemos cometido. La relevancia de las acciones climáticas que decidamos tomar en los próximos años definirán la manera y el lugar donde vivimos. Desde el 2005 cuando entra en vigor el Protocolo de Kyoto, países industrializados se comprometieron a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) cumpliendo con distintas metas establecidas en el mediano plazo, en el protocolo se establece que las reducciones deben venir de acciones internas, sin embargo, también se crearon los primeros mecanismos de comercio de emisiones. El ahora conocido como mercado de carbono, es el primer mecanismo mediante el cual se pueden comercializar activos relacionados a los gases de efecto invernadero. El activo principal del mercado de carbono son los bonos o créditos de carbono y estos se miden en toneladas de dióxido de carbono equivalente (tCO2 e).  Un bono de carbono representa una tonelada de dióxido de carbono equivalente no emitida, es decir, que fue capturada de la atmósfera en lugar de ser liberada a la misma. El mercado de carbono pretende que los países comprometidos con el Protocolo de Kyoto puedan contar con ayuda exterior para cumplir con las metas de reducción de GEI (gases de efecto invernadero) establecidas. Lo anterior, utilizando ayuda de otros países y/o proyectos a través de la compra de bonos de carbono. Existe un mercado de carbono tanto voluntario como regulado. 

 

No todo son flores y colores con el mercado de carbono. Desde su implementación se le han encontrado varias áreas de oportunidad. Algunos de los retos y oportunidades del mercado de carbono son las siguientes:

  • Hay muchos créditos de carbono y la mayoría fallan en demostrar transparencia y calidad
  • El mercado voluntario debe crecer en 15 veces para 2030 y cumplir con los objetivos del Acuerdo de París
  • Existen problemas de doble conteo de bonos de carbono. Lo anterior se refiere a que actualmente no existe una transparencia clara de la compra-venta de dichos activos, por lo que podría suceder que una empresa adquiera bonos de carbono y se haga llamar “carbono neutral” y después venda esos bonos de carbono a otra empresa que podría comunicar que accedió a esos bonos para reducir sus emisiones. Es importante mencionar que una vez que se “retiran” los bonos de carbono, no pueden utilizarse para el inventario de emisiones de otra empresa o individuo. El problema del doble conteo existe y está ahí por falta de un mecanismo de control del mismo mercado de carbono.
  • No existe un lugar claro para adquirir bonos de carbono de calidad
  • La demanda es impredecible y los precios de los bonos se vuelven volátiles
  • Proyectos de captura de carbono fracasan en demostrar permanencia y adicionalidad 

 

Aunque el reto para mejorar el mercado de carbono no es sencillo, tenemos aliados importantes que crecen exponencialmente con el paso del tiempo. Estos aliados son el avance tecnológico y la transformación digital que vivimos actualmente. A través de nuevas tecnologías el mercado de carbono puede convertirse en el mecanismo climático que el planeta necesita. ¿Cómo? En el presente artículo se plantean 3 pilares tecnológicos que nos ayudarán a combatir la crisis climática mejorando el mercado de carbono. 

 

Esta primera entrada servirá como introducción a los 3 pilares, sin embargo, hablaré a detalle de cada uno de ellos en futuras entradas del blog de Toroto. El primer pilar lo llamo Conectividad y Difusión y probablemente sea el más sencillo y lógico de los pilares tecnológicos de los que hablaremos. Vivimos en una era de comunicación instantánea, de noticias prácticamente en tiempo real y de contenido digital que se puede compartir con millones de personas con mucha facilidad. ¿Por qué no aplicar esto a la producción, mantenimiento y comercialización de bonos de carbono? Tenemos que ser capaces de conectar a personas y empresas con su impacto ambiental, no solamente a través de noticias, blogs y calculadoras de emisiones rústicas. Es necesario que todos sepamos la huella de carbono de los productos que consumimos, las acciones que tomamos y los hábitos que tenemos. ¿Cómo lograrlo? Necesitamos utilizar nuevas herramientas como IoT (Internet of Things) (que nos permiten conocer datos en tiempo real), apps móviles y desarrollo web para acercar a empresas e individuos con su huella de carbono.  Además de lo anterior, es de suma importancia difundir información de bonos de carbono y bonos de carbono de calidad respondiendo preguntas como: ¿Cuáles son las diferencias entre distintos bonos de carbono?¿Qué define la calidad de un bono de carbono?¿Dónde puedo acceder a bonos de carbono de calidad?¿Cómo puedo comunicar y certificar mis compras de bonos de carbono?

 

 

El segundo pilar tecnológico del que hablaremos es lo que en Toroto llamamos Internet of Forests y este concepto se enfoca en el monitoreo, reporteo y verificación (MRV) de créditos de carbono forestales. ¿Cómo se logra esto? A través de una combinación novedosa entre Sistemas de Información Geográfica (SIG), análisis de datos y sensores de medición de acervos de carbono. No quiero hacer spoilers de lo que será la 3a entrada de esta serie, sin embargo, puedo adelantar que este pilar pretende brindar información de la cadena de producción de bonos de carbono. Es muy interesante para muchas empresas conocer el lugar exacto en donde se está capturando el carbono que está adquiriendo. Además de conocer el lugar, se puede tener información geográfica de la zona, una mayor precisión en los cálculos para estimar acervos de carbono y por lo tanto mejores proyecciones para futuros lotes de bonos de carbono. A través del Internet of Forests podemos dar un paso hacia la transparencia de los bonos de carbono.

 

 

Para dar el siguiente paso hacia esa deseada transparencia llegamos al tercer pilar, y este es Blockchain en el mercado de carbono. Blockchain es una tecnología emergente que nació con Bitcoin y las criptomonedas. La idea principal con la que blockchain fue creado es un sistema de registro de transacciones seguro, transparente, traceable y público. Aunque blockchain nació como la base de las criptomonedas, ha evolucionado suficiente para que se pueda aplicar dicha tecnología en diferentes sectores. Blockchain (en términos muy básicos) funciona como una base de datos compartida y seriada, con la cual se puede dar seguimiento y transparencia a cualquier activo que se transfiera de manera digital. Actualmente, blockchain es una herramienta que se utiliza en el sector médico, educativo,  financiero y en cadenas de producción. En las siguientes entradas hablaré a detalle de qué es lo que hace a blockchain un aliado tan importante para el mercado de carbono y cómo es que puede brindar esa transparencia de la cual hoy carece dicho mercado.

 

 

Al final, estos 3 pilares tecnológicos podrán ser la base de un nuevo mercado de carbono en el cual podremos resolver algunos de los problemas del actual funcionamiento de dicho mercado.  A través de la difusión de datos generados por los mismos bosques y registrados en una cadena de bloques, podemos formar un mercado transparente y robusto en el cual empresas e individuos puedan adquirir bonos de carbono de calidad. La calidad de un bono de carbono se demuestra sola cuando podemos conocer a detalle todo el proceso, ubicación y actividades que se realizan para generar capturar ese carbono. Mejorar el mercado de carbono y resolver algunos de los problemas que tiene actualmente logrará que cumpla su objetivo como un mecanismo de comercio de emisiones y contribuya a capturar carbono de la atmósfera y a fijarlo de nuevo en la Tierra, convirtiéndolo en una herramienta clave en la lucha contra la crisis climática.

SHARE

Últimas historias

Oportunidad laboral: Front End Developer

Toroto busca una persona para ocupar el puesto de Front End Developer y unirse al equipo de desarrollo.

La tecnología limpia que brilla cada vez más fuerte

Cerca del 70% de la generación de electricidad a nivel mundial en 2050 debe provenir de la energía solar fotovoltaica y eólica.